domingo, 27 de marzo de 2011

Semana de la Gastronomía Francesa - Hotel Novotel (Murcia).

El pasado viernes 25 de marzo en el hotel Novotel de Murcia, la enoteca "El cuentavinos" organizó en "colaboración" con el Consulado Francés en Murcia una cena francesa donde el Chef del hotel , Gonzalo García Millán, preparó un más que digno menú a la francesa (sin tortilla), acompañado de diversos caldos galos. Por mi desconocimiento de vinos franceses, tenía especial interés en asistir y el precio de 37 euros persona animaba. Además el Cantautor francés André Chiron amenizaba la velada y el enólogo Eloy Sánchez Constán de la bodega Casa la Ermita hacía una breve presentación de los vinos.
La cena empezaba a las 9:30, pero la impuntualidad de la Sra. Consulesa Marie Thérèse Flores, retrasó el evento hasta las 10:15, menos mal que no se alargaron los discursos de elogio mutuo entre los organizadores. Mientras la consulesa se excusaba y el enólogo nos presentaba los vinos que íbamos a beber, nos sirvieron el primero de ellos, dopff au Moulin, un vino de Alsacia de la variedad Gewürztraminer de 2009. Habló muy bien de los vinos, y yo como no tengo los suficientes conocimientos ni terminología apropiada, me voy a limitar a contar lo que bebimos.
En relación con el menú, los entrantes fueron a compartir, un surtido de Patés y Caramelos de perdiz, donde destaca uno de los patés, hecho por el cocinero con una gelatina de violetas y pimienta roja. El otro entrante, jamón de pato con tostas de tomate y aceite.
De primero una Quiche Lorraine de Bacon y Puerros acompañada de Tapenade de aceitunas negras. Totalmente distinta a las que había probado hasta hoy. Como no era ni una cata, ni había maridaje, siguieron trayendo los vinos, el segundo fue un Merlot, Gran Sud de 2010, un vino de Pays d´Oc. Quizás el más flojo de los que probamos.
En estas estábamos, cuando el gran André Chiron se sentó en nuestra mesa y nos deleitó con su guitarra y una canción. Nunca adivinareis la canción. ¿Edith Piaf y La vie en rose?¿Francis Cabrel y su Petite Sirene? Pues no, el tema elegido para la noche francófona fue La mala reputación de Loquillo en versión cantautor. Original cuanto menos.
Bueno, sigamos con la cena y los vinos. El tercero de los vinos y el que más gustó fue Côtes du Rhône (E. Guigal), un polivarietal con Sirah, Garnacha y un 10% de Monastrell, que acompañó la carne, Popietas de solomillo de cerdo rellenas de boletus acompañado de gratin dauphinois y una salsa de foie. Verdaderamente riquísimo. Antes de terminar con la carne, sirvieron el penúltimo de los vinos, un Burdeos de 1997, Primo Palatus con Cabernet Franc acompañado de C. Sauvignon y Merlot.
En cuanto al postre, unos Crêpes rellenos de piña acompañados de helado de coco y chocolate caliente, totalmente prescindible, al menos la piña. Y para poner la guinda, una tabla de quesos regados con el último de los vinos, un espumoso de Limoux, Première Bulle.
Nada más terminar, la consulesa se despidió a la francesa y nos quedamos los españoles que nada chauvinistas supimos apreciar lo bueno del país vecino y le dimos un toque español con la sobremesa y alguna que otra copa, aunque esas ya no eran ni francesas ni españolas.
En conclusión, una muy buena velada disfrutando de comida y vinos que no podemos degustar a menudo, en compañía de buenos amigos, magnifica conversación y muy bien atendidos por el servicio del hotel dirigido por su director Antero Cardoso que fue un excelente anfitrión.
Allí nos hablaron del restaurante del hotel y prometimos visitarlo para hacer una crítica en condiciones y nada condicionada.

1 comentario:

James McLamore dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=p4j1RmzFFC4