jueves, 21 de abril de 2011

Final de la copa del Rey - Hotel Novotel - Murcia.


La final de la Copa del Rey, la más esperada en los últimos años, se enfrentan el Real Madrid de Mou y el F.C. Barcelona de Pep. Ya tenemos la excusa perfecta para organizar una cena y disfrutar de la comida mientras vemos el fútbol entre bocado y bocado. Es cierto que a los seguidores del Madrid y del Barça, les costaba más tragar, pero a los que nos daba lo mismo, disfrutamos por partida doble, de la cena y del sufrimiento ajeno. Éramos once, sin reservas ni cambios, y en el Hotel Novotel de Murcia nos prepararon una sala privada con proyector y equipo de última tecnología y acondicionada para que no faltara de nada. De nuevo el director Antero Cardoso, como ya hizo en la cena de la semana de la gastronomía francesa, demostró su buen faire y su capacidad para sorprender. Es una pena que muchas veces, los habitantes de las ciudades vivamos de espaldas a los hoteles pensando que son solo para turistas y no entremos a conocer lo que nos ofrecen. Os recomiendo ir al hotel a comer el menú diario que tienen, debe ser de lo mejorcito en relación calidad precio de la zona junto al Restaurante Lagún de la Flota, o a comer a la carta.
Bueno, vamos a entrar en materia a ver si os pongo los dientes largos hasta que acuchilléis la tarima. Empezamos con unas tortitas de camarones muy suaves que dejaban un agradable sabor a marisco. Quesadillas de distintos tipos de quesos suavizados con cebolla confitada, fue el de queso azul el que más me gustó. Y el entrante estrella, un salmorejo cordobés dedicado, servido en unos vasitos con unas pegatinas conmemorativas de la final de copa. Estaba rico, rico y como mandan los cánones, con tropezones de jamón y se podía comer con tenedor . Fue una de las muchas cosas buenas que trajo la noche. Para terminar los entrantes unas croquetas, con ellas terminamos la primera parte con empate a cero.
Otro de los asistentes a la velada futbolística, fue José, el rey del Cuentavinos, quien como había "amenazado", nos sorprendió con unos vinos riquísimos, cada uno mejor que el otro. Un par de botellas de 200 Monges, reserva de 2004 de Bodegas Vinícola Real de la Rioja. Otro par de Somontanos, Blecua de 2003 y por último, Valtravieso Tinta Fina de Ribera de Duero de 2005, aunque no penséis mal, siendo once como éramos, no acabamos las existencias.
Llegó el descanso y con el cambio de tercio vino el plato fuerte, una hamburguesa con patatas fritas, no estaba mal, pero yo aún estaba recreándome en el recuerdo del salmorejo, y los merengues y culés, sufriendo con el gol anulado a Pedro y las oportunidades salvadas por Pinto y Casillas. Terminamos con dulces variados al centro, cafés y un centro de Di María rematado por Cristiano Ronaldo que llevó el balón dentro de la portería de Pinto, dando el partido y la copa al Real Madrid. Ellos disfrutaron de su victoria, los del Barcelona lamiéndose sus heridas y pensando en los partidos de semifinales de Champion que tienen que jugar. Y todos pensando en repetir otra rica cena como la que allí disfrutamos y de ese salmorejo tan bien conseguido. Enhorabuena a los campeones y a Javi, quien tuvo la idea de la velada que resultó todo un éxito y mi pesar a los seguidores del Barça y a los que no pudieron o quisieron venir.

No hay comentarios: