domingo, 3 de abril de 2011

Restaurante Tapelia - Murcia.

Otro fin de semana y ya tenemos plan, pero la cosa se complica porque la mesa que teníamos reservada era para 5 y al final seremos 7, teníamos que buscar, un viernes noche, sitio que nos acogieran y dieran de cenar, pues donde íbamos solo tenían sitio en la terraza y aún hace un poco de frío. El sitio elegido fue Tapelia, un restaurante-franquicia que hacía años que no íbamos. Llamamos y sin problemas, ya tenemos donde ir, ahora a ver que tal cenamos. Nos sientan en una de las mesas del "escaparate", dentro hay mucho sitio que ni esta reservado, ni esperan a nadie, pero así, desde la calle no da la sensación de vacío. Enseguida llega una camarera con las cartas, buena voluntad pero le faltan tablas. La carta es muy extensa pero para mi gusto repiten mucho algunos ingredientes como el foie, la alcachofa o los huevos, que todos me gustan, pero no es cuestión de cenar tres platos distintos con estos ingredientes. Lo que si tenía claro era que no debíamos pedir arroz, primero porque era de noche, y aunque no hay leyes al respecto que legislen sobre la incompatibilidad de la nocturnidad con el arroz, da la sensación que no pega. Es como desayunar un plato de cocido madrileño. Supongo que habrá gente que lo haga, pero la mayoría son turistas. Otra razón y de mayor peso es la mala prensa que en Internet tienen los arroces de Tapelia, que si ya vienen hechos, que son incomibles.....
Bueno, nuestra elección empezaba con una ensalada templada de jamón, habitas y trigueros. Un sofrito de jamón con la habitas y los espárragos trigueros condimenta una mezcla de lechugas, dando como resultado una ensalada no muy light pero si mucho más sabrosa. El siguiente entrante fue un salteado de sepia, cortada a tacos bastante pequeños, con alcachofas y una suave cebolla confitada. Una gran combinación que nunca había tenido el gusto de probar y que resulta muy fácil de hacer en casa. El servicio seguía trayendo entrantes, solo quedaban dos antes del plato principal. Aunque las camareras eran o al menos intentaban ser muy simpáticas y correctas, tenían una gran carencia de savoir faire. El penúltimo fue cazón en adobo. Aquí lo más importante es que el majado que da sabor al pescado sea bueno y la calidad del pescado. Y con este plato aceptamos, por calidad y sabor. Por último unos huevos rotos con salsa de foie y alcachofa. Todos los entrantes deliciosos, pero como decía antes, se repiten demasiado ciertos productos que hacen que los entrantes tengan reminiscencias de los precedentes. La carta era bastante más extensa que estos entrantes, pero eran los que mejor sonaban.
Solo queda una carne al centro para compartir antes de los postres. Aquí pinchamos en cuanto a la calidad, la carne estaba bastante correosa. La carne era entrecot, aunque no lo parecía y la salsa que lo acompañaba era más que correcta pero recordaba a las "caseras" del súper. Todo esto lo fuimos acompañando con cerveza y sobre todo vino. No pedimos ningún vino excepcional, un rico Conde de Valdemar de 2007. Esto lo digo porque cuando fuimos a pedir otra botella de ese "exclusivo" vino, se habían agotado sus existencias y tuvimos que pasar a Ramón Bilbao.
Para concluir, de postre la Muerte por chocolate. A quienes nos gusta el chocolate, nos gusto, pero era bastante sencillo de elaboración. Cafés, licores y la cuenta.
Partiendo de la base que cenamos estupendamente, el flojo servicio y la repetición de ingredientes lastran este tipo de restaurantes que no acaban de romper en la panorámica gastronómica murciana. El precio rondó los 30 euros y la velada tan entretenida que terminó en copa en una de las tascas cercana. La valoración general de Tapelia, rondaría el 5´5, aunque también debo reconocer que aún le queda mucho camino por andar y que si lo hacen bien, podrían crecer mucho.
Tapelia lo podemos encontrar en la céntrica calle González Adalid, en el número 13, de Murcia y su teléfono es el 968 21 23 86



No hay comentarios: