domingo, 31 de marzo de 2013

Restaurante La Sociedad. - Murcia.


La idea de esta entrada es que sea tan expres como la decisión de ir a cenar a este restaurante. Como casi todas las entradas empiezan, o solían hacerlo, con un: por fin es viernes y no tenemos donde ir, aunque si sabemos lo que queremos. Salir, cenar y a ser posible en algún sitio que cumpla las tres bes, o al menos dos de ellas. Además, si no es mucho pedir, encontrar algFacebook. Para que luego digan que no sirven las redes sociales.
uno al que no hayamos ido nunca para probar cosas nuevas. Y la respuesta la encontré en
La propuesta del restaurante La Sociedad era un menú a base de tapas que ofrecían para comer y que cuando llamé para reservar, se comprometieron en mantener el menú y el precio para la cena. Por nuestra parte, nosotros nos comprometimos a ir. -¡Claro está! El restaurante está situado al final de la calle Sociedad, o al principio, según se mire. Ya casi entrando en la plaza Puxmarina. Por dicho local han pasado otros establecimientos gastronómicos, siendo la Abadía de San Antonio el más afamado de ellos y ahora lo regentan los que en otro tiempo fueron propietarios del Restaurante El Soto.
Pues bien, llegamos puntuales, como es nuestra costumbre y nos ubicaron en la zona alta. Es un establecimiento que no es demasiado amplio, cosa que suplen con un pequeño comedor en la parte superior. Solamente estábamos dos mesas. No se yo como estará con el comedor lleno, pues el techo no está demasiado alto.
Tras pedir las pertinentes cervezas, aperitivos y refrescos. Las bebidas no estaban incluidas. Empezaron a traer las tapas del menú, con unas croquetas caseras y un minirollito de primavera sobre un lecho de salmorejo, que de salmorejo tenía más nombre que cantidad. Aunque el protagonista era el rollito, claro está. Acabadas las cervezas del aperitivo, nos pedimos un vino de la casa Matarromera, Melior de 2011 con seis meses de barrica, que estaba a un precio muy interesante. La siguiente tapa me gustó un poco menos. Era una ensaladilla de marisco sobre una corteza crujiente casera  de cerdo. El sabor tan intenso de la tosta, apagaba el suave sabor de la ensalada. Pero esto es mi opinión que luego vienen el anónimo integrista y me despelleja por darla.
Seguimos rápidamente, que esto es una entrada ligera, con la ensalada "Variada" La Sociedad y doy fe de que si era una ensalada variada. Para no extenderme mucho citaré solamente alguno de sus ingredientes, entre los que se encontraban los casi obligatorios tomates, lechuga, zanahoria o atún. Y otros no tan habituales como pasas, pipas o pistachos. A continuación, nos trajeron un revuelto de setas y jamón con cremoso. Sobre el revuelto ya sacado del fuego, pusieron unos pegotes de crema de queso que antes de que se fundiera con el calor del revuelto, a quienes no le gustase la combinación o simplemente el queso, pudieran retirar la crema.
Iban cayendo las distintas tapas con cantidades que no se puede quejar uno, hasta que llegó el saquito de verduras con salsa de finas hierbas. Eso de saquito tenía poco. - ¡Aqui no tenemos saquitos, tenemos sacazos! - Venía a ser una versión más elegante del rollito primavera que debíamos atacar cuanto antes, pues la salsa reblandecia la pasta. Y para cerrar la sección de tapas saladas, unas mini brochetas de pollo macerado con salsa de soja y sésamo, escoltado o acompañado por un poco de arroz de estilo oriental. Aunque la cantidad era mini, por eso lo de mini brocheta, con lo que llevábamos encima, estábamos casi servidos.
Solamente faltaba el postre, un crepe de chocolate con helado de vainilla. No era el mejor postre del mundo, pero era un dulce crepe que cumplió su papel con los más golosos, muy dignamente. Como siempre cafés y un chupito por gentileza de la casa. Lo mejor fue el precio, que era tan expres como la entrada. Pues al precio del menú había que sumarle las bebidas y cafés. Y con todo esto, apenas fueron quince euros por cabeza lo que tuvimos que pagar, ni en el burguer. Y es que hoy día se puede cenar bien y barato, sabiendo donde y que cosas pedir.
El Restaurante la Sociedad está situado en la calle Sociedad número 1 y su teléfono para poder reservar es el  968 296 81.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo tuve la oportunidad de ir a comer ayer y me pareció que todo estaba muy rico, a destacar los huevos rotos con aceite de trufa y los rollitos de berenjena con queso de cabra. Un buen sitio sin duda!