jueves, 27 de junio de 2013

La Tapadera, cocina mediterránea - Murcia.


Rollito de pato confitado.
Llevaba más de un mes sin subir ninguna entrada de locales de Murcia, y esto es algo a todas luces inadmisible y a lo que hay que poner fin. En esta ocasión, y para congraciarnos con la murcianía nos hemos ido a La Tapadera, un pequeño, o mejor dicho, un muy pequeño local que hace pico-esquina a espaldas del cine Rex. Una tapería que hace unos meses abrió sus puertas para ofrecer una variada, rica y diferente oferta de tapas para picar y seguir la marcha. En el pequeño local de la calle Saavedra Fajardo apenas hay media docena de mesas altas, lo suficiente cómodas para cenar a gusto, pero no tanto como para hacer una larga sobremesa. Su objetivo es que hay que darle varias vueltas a las mesas para ser rentable. Cuentan con pocas mesas en el interior, aunque también hay una terraza en la calle Vara de Rey donde podemos degustar sus tapas. Suelo de madera, paredes blancas a excepción de la de ladrillo visto que hay tras la pequeña barra, que junto a los tonos azul turquesa de parte de sus sillas, marcos y rótulo, le dan un aire fresco y moderno. Una gran pizarra anuncia las tapas disponibles y sus precios que van del euro y medio que puede costar una marinera o una mini quiché Loraine a los 6 euros del solomillo trinchado con foie y trigueros.

Berenjena con queso.
Llegamos con el tiempo justo para tomar un par de tapas antes de asistir al teatro Romea donde unas divertidísimas Anabel Alonso, Ana Fernández y Marta Belenguer nos estaban esperando con su obra Lastres. Enseguida se acercó la camarera para tomar nota de las bebidas y aconsejar por si teníamos alguna duda. La carta la estábamos viendo en la pizarra de la pared, con una claridad meridiana. Empezamos con un rollito de pato confitado. Una crujiente pasta brik envolvía la tierna carne dandole forma de cigarro Habano acompañado de una salsa de mango. De los mejor de la noche. De ahí pasamos al pastel de merluza y rape coronado por una mouse que lo enriquecía notablemente. El pastel solo, quizás resulte un poco soso. Continuamos con una berenjena rellena y cubierta de queso de cabra quemado con azúcar. Estas tres primeras tapas fueron una pequeña muestra del buen y en cierto modo, creativo trabajo que están realizando en este tipo de locales. Hasta cierto punto atrevido gracias al acompañamiento de un público deseoso de probar cosas distintas a las tradicionales.
Mousse de Dulce de Leche.
Los últimas tapas saladas fueron dos mini hamburguesas que están tan de moda últimamente. Por cierto que la de buey estaba deliciosa. La de salmón era más original pero puede que por tomarla después de la de buey nos convenció menos que la de carne. Error que cometí pero que en mi vanidad achaco a las prisas que llevábamos. Merece la pena ir a La Tapadera, aunque solamente sea para probar su mini hamburguesa de buey.
En los postres hubo sus luces y sus sombras. Las luces las puso el mousse se dulce de leche con trozos machacados de galleta, que estaba francamente buena, para quienes nos encanta el dulce de leche. Lástima que solamente quedara ración y media. Me cuesta entender que un sabado a las 9:30 de la noche se queden sin tan delicioso manjar. El otro postre que pedimos fue un tiramisú servido en copa, como el dulce de leche. Aunque estaba bueno, nos pareció excesivamente fuerte de licor.
De Salmón y de Buey.
Rápidamente pedimos el café y la cuenta que el tiempo apremiaba y aunque en el mundo del teatro se ha puesto de moda empezar con un cuarto de hora de retraso, no nos gusta ser impuntuales. Tocamos a
poco más de diez euros por cabeza, lo cual estaba muy bien, pues aunque compartimos casi todas las tapas, tomamos un par de cervezas por cabeza, y lo que es más importante, salimos satisfechos y muy contentos con el trato y lo allí degustado. Ni que decir tiene que el medio mousse de dulce de leche fue obsequio de la casa. Lo que comimos fue una pequeña muestra de lo que allí trabajan. Además podemos degustar sus croquetas caseras, diferentes tipos de tostas, chipirones rellenos o revueltos de alcachofa y morcillas entre otras muchas tapas.
La Tapadera está situada en la calle Saavedra Fajardo número 2 de Murcia, y su número de telefono es el 65286186. Solamente queda destacar, al igual que las buenas tapas creativas, el buen trato que nos dispensaron los jóvenes camareros que allí nos atendieron.

Pastel de Merluza y Rape.

3 comentarios:

lulu dijo...

Muy buen informe! Si quieren conocer sobre la cultura árabe, los invito a visitar la página de Annurtv, donde encontrarán mucha información valiosa! Se los recomiendo! Arte, cultura, religión, sabores de medio oriente y mucho más!

Noemi dijo...

Estuve cenando en La Tapadera el viernes noche!!!
Probé pocas cosas pero todo buenísimo.

Oreikiko dijo...

Creo que La tapadera es un bar ideal para hacer una estación en un día de tapeo. Tomar una o dos tapas en La Tapadera y continuar por otras taperías como pueden ser Touché o Bocados de Keki.