miércoles, 3 de julio de 2013

Desde Murcia con Sabor - "Dale la vuelta"






Esto de las vacaciones y tener un poco de tiempo libre, me está permitiendo asistir a jornadas y presentaciones a las que por motivos laborales no puedo asistir el resto del año. E incluso he llegado a hacer doblete. Tras asistir en el Centro de Cualificación Turística de Murcia a la jornada “Periodismo gastronómico y turismo” donde, a parte de constatar el poco afecto que algunos periodistas sienten por los blogueros, a quienes, por alguna extraña razón ven como competencia, nada más lejos de la realidad, también se le dio un más que merecido homenaje al veterano periodista gastronómico Ismael Galiana. A esta jornada asistieron como contertulios entre otros, José Carlos Capel, crítico gastronómico del diario El País y "alma mater" del blog Gastronotas de Capel, y Julia Pérez Lozano también critica de Unidad Editorial y Editora de gastronomía de la revista Traveler.
Tras la jornada, asistí a la presentación en una de las tiendas de La Colegiala a su propuesta para este verano, que consiste en un viaje gustativo por todo el mundo en forma de cinco platos fríos y de gran calidad, ideados por el cocinero Antonio J. Gras. No solamente busca sabor, sino que cuida las cocciones de cada uno de los ingredientes, consiguiendo elaborar unos platos saludables, de presencia bastante apetecible, y por qué no, divertidos.
La idea de los creadores de “Desde Murcia con sabor: El mundo” es ofertar cada
día, uno de estos platos complejos de ingredientes y sabores, para que el consumidor llegue a casa, abra el recipiente y simplemente tenga que darle la vuelta sobre un plato, admirar y a comer. Rompe el hielo el Cuscús mediterráneo acompañado de productos kilómetro 0 y sabores muy nuestros como puede ser el comino, la albahaca, la oliva,  el tomate o el queso. Del Mare Nostrum a Japón con un maki de ternera acompañado de una mahonesa de wasabi. Volvemos a dar un salto con el tercero de sus platos. Un homenaje a la cocina internacional que ha generalizado el uso de las ensaladas de arroz, dándole su toque particular cociendo el arroz en un fondo de gambas y posteriormente combinado con lentejas y frutas de temporada maceradas.
Si con estos platos aun no nos han entrado ganas de tomar el primer avión que salga con destino incierto, quedan dos platos más para despertar ese deseo. El primero consiste en unos tallarines Thai hervidos en leche de coco, con boquerones y verduras frescas que me encantaron. Cierra esta tournée  internacional una causa limeña de bacalao con pimientos y queso que, por desgracia, no llegué a probar.
La idea de ofertar un plato cada día, limita a los delicados paladares, pero a su vez garantiza un producto fresco hecho para consumir en el día y que nos pueda sacar de un apuro con buena nota.


No hay comentarios: