martes, 9 de julio de 2013

IX Jornadas Gastronómicas Cante de las Minas - Los Churracos.


Este año se celebra el 53 Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión y en torno a él, algunos de los restaurantes de la zona, como pueden ser El Vinagrero de La Unión o Los Churrascos en El Algar, organizan unas jornadas gastronómicas cuya temática principal gira en torno a este arte.
El restaurante “José María Los Churrascos” celebra este 2013, sus IX jornadas gastronómicas Cante de las Minas. Un maridaje perfecto entre flamenco y gastronomía. Para esta ocasión ha contado con el “Mesón Pincelín” de Almansa y sus cocineras Maria José Moreno y Encarna Tornero, en un hermanamiento con la cocina manchega, que toma el relevo del homenaje que, el año pasado, se hizo a la cocina mediterránea con la presencia en sus cocinas de los cocineros Pedro Salcedo, del restaurante “Juanito” de Baza, y del chef Sergi Millet, de”Mas Rabell” de Villafranca del Penedés.
El menú Pincelín, propuesto para estas jornadas se podrá degustar desde el martes 9 de julio hasta el día 12. Durante el fin de semana, será el cocinero japonés Katsuma Kasajima se pondrá al frente de los fogones, elaborando un menú japonés que da un toque internacional a las jornadas, con sus nigiris, makis y shashimis, de la misma forma que lo hace el festival del Cante. Ambos menús estarán acompañados  de los vinos Castillo de Almansa, de Bodegas Piqueras que han traído un blanco verdejo-souvignon blanc y para acompañar a las manitas y sobre todo al gazpacho, un crianza coupage de Monastrell, Tempranillo y Cabernet S.
En la presentación de las jornadas, pudimos probar un mix de los dos menús, que arrancaron con los tradicionales torreznos de Almansa “por Bulerías”. Crujientes por fuera y tiernos en la cara interior. Acompañaban de maravilla a la fresca cerveza del aperitivo. Pasado el aperitivo, los primeros entrantes vinieron de la mano de Katsuma Kasajima con unos Nigiri de Salmón y Maki de Atún, acompañados de salsa de soja y wasabe. Solamente faltaban los palillos.- Yo, que personalmente no soy muy entendido, o nada, en el tema Shusi, solo puedo decir que me gustaron, sin entrar en valoraciones técnicas. -Terminó su propuesta con una ensalada de alga Wakame y pollo donde destaca la fantástica vinagreta que usa de aliño.
Gazpacho Manchego.
Bacalao con pisto.
Con solamente dos pinceladas internacionales, se da paso a la hermanada cocina manchega,  tan cercana y en algunas ocasiones tan desconocida. Empezamos por Serranas con unas croquetas de jamón, potentes de sabor y de sal. -Cuando hablaba de desconocida, no me refería a las croquetas, obviamente. – Por Farrucas trajeron un tierno bacalao acompañado de pisto manchego. La peculiaridad de “su pisto” está en la ausencia de pimientos, solo cebolla y tomate. Llega la hora de las Tarantas y el nivel del menú sube un escalón con unas tiernas y maravillosamente preparadas manitas rellenas con foie. A pesar del alto nivel  gastronómico del menú, lo mejor estaba por llegar, pues no en vano, el “Mesón Pincelín” tiene fama por sus gazpachos manchegos que llegaron “por caracoles”. Servido sobre la torta de masa neutra trajeron el gazpacho que bien podía ser de palomo o perdiz, de conejo o liebre pero siempre con sus caracoles serranos y sus setas. Aquí no faltaba ni la cuchara de madera, que trajeron desde Almansa para saborear mejor este manjar. Mientras lo degustaba, me acordé de las teorías de mi amigo Anselmo y la incorrección de  llamar a este Gazpacho, Manchego. Brevemente diré que el fundamento de su teoría se basa en que en la mayor parte de La Mancha, no conocen este plato, mientras que en la zona norte de Murcia (Jumilla y Yecla) y una amplia zona de Alicante (Villena, Monóvar o Pinoso) lo hacen y buenos. Él propone llamarlo Gazpacho del Marquesado de Villena, pero es harina de otro costal.
Fukuwatashi.
Al finalizar el gazpacho y antes de que trajeran el Fukuwatashi , un hojaldre crujiente con crema de vainilla muy parecido a los “Miguelitos” de La Roda, vi, con envidia, como una chica de la mesa de al lado se comía la torta del gazpacho, con miel y posiblemente con algo más. Luego nos enteramos que era Belén Blanco, hija de la cocinera, gran bailaora y conocedora de cómo se debe comer el gazpacho. Tras el postre y el café, que por cierto a nuestra mesa nunca llegó, los anfitriones habían preparado una mini gala flamenca a cargo del cantaor Agustín Garnés y del guitarrista Pablo Aldecoa de la Escuela de Arte Flamenco del Cante de las Minas. Mientras disfrutábamos del cante, Belén Blanco se lanzó, cual espontánea, al ruedo y con la fuerza que sin duda alguna, le había dado la torta ácima con la miel, puso la guinda al espectáculo.
Fue un día inolvidable, en el que pudimos entrar hasta la cocina para ver y fotografiar, cómo los cocineros iban fraguando los menús. Allí tanto Antonio Alcaraz, Katsuma Kasajima, como María José Moreno contestaron cortésmente a nuestras preguntas e incluso posaron con sus platos y una sonrisa mientras alterábamos su trabajo.
Por todo esto quiero agradecer al Grupo Los Churrascos, con todo su equipo que nos atendieron maravillosamente desde el momento en que llegamos, por el trato recibido, a Gastrólogos, como no, por contar y confiar en nosotros para difundir este tipo de jornadas y a los blogueros allí presentes con quienes, una vez más, pasé un rato muy agradable.
José María Los Churrascos está en la avenida Filipinas número 13 de El Algar (Cartagena) y para reservar cualquiera de estos menús, que tienen un precio por persona de 39,90 euros, hay que llamar al teléfono 968136028.





No hay comentarios: