jueves, 12 de septiembre de 2013

La Tana - Cabo de Palos.


Con la llegada de la feria de septiembre a Murcia, muchos ponemos fin a las vacaciones de verano acordándonos del Dúo Dinámico. That´s all folks! como diría Porky. Y nosotros hemos puesto el broche a esta despedida, de una de las maneras más típicas que puede haber por estos lares que es yendo a la zona del paseo de La Barra en Cabo de Palos. Si cerramos el verano de 2011 en el restaurante Miramar, este año 2013 lo hacemos con otro de los más carismáticos y tradicionales de la zona, La Tana. Otro muesca más en Cabo de Palos, aunque aún quedan muchos de los que hablar como el Pez Rojo, El Mosqui o El Carbonero. Después de tener mucha suerte al aparcar, aunque siempre se puede ir a la parte final del puerto, llegamos al paseo en apenas unos minutos. La noche era muy agradable e invitaba a cenar en la terraza de sillas blancas y manteles pistacho que tienen instaladas a lo largo de La Barra de Cabo de Palos. Este es un restaurante cuya historia comienza en una pequeña tienda de comestibles que auspiciada por la llegada del turismo se fue transformando en una casa de comidas, casino musical hasta convertirse en el prestigioso restaurante que hoy es.
En este restaurante no es de los que representan la "nouvelle cuisine". Aquí se ofrece productos, sobre todo del mar, frescos y de gran calidad. Como en esta ocasión despedíamos un verano irrepetible, como todos, la cena se merecía ser un verdadero homenaje a base de frutos del mar. Y a ciencia cierta que pusimos todo nuestro empeño en que así fuera, aunque sin tirar la casa por la ventana. Para romper el hielo pedimos ensaladilla rusa. Nunca habíamos probado como la hacen aquí, y para ser sincero, no tienen nada que envidiar a la de los restaurantes afamados por sus ensaladillas. Entre berberechos al vapor y almejas al ajillo, optamos por estas últimas. Un poco de pulpo aliñado con aceite de oliva y sal negra (volcánica). Hasta ahora todo bastante bueno y de gran calidad.
Seguimos con una gamba roja a la plancha de tamaño medio y unas quisquillas hervidas. La misma opinión que antes. Un único pero que puedo encontrar es el flojo punto de sal de las quisquillas, aunque eso va por gustos. Todo esto lo vamos regando con una botella de Albariño de las Rias Baixas. Esta vez hemos descartado el Mar de Frade y el Granbazán y optamos por la recomendación de Dionisio, el maître, un Pazo Señorans de 2012. Otra opción que también nos recomendó fue el Frore de Carme, pero este ya lo habíamos probado en casa del gran J y su señora.
Terminamos la cena con unos boquerones fritos y unos calamares a la romana, ambos sutilmente rebozados permitiendo que el sabor del boquerón y del calamar prevalezca sobre la masa. Es significativo la presentación de los platos. Tanto los calamares como los boquerones venían acompañados únicamente del medio limón imprescindible en esta Región. Que esté no quiere decir que todos los usemos. Las quisquillas ni eso. Unas quisquillas viudas, libres de atrezos que le reste protagonismo. Lo dicho, aquí se trabaja únicamente con productos frescos y de calidad que no han de ser enmascarados. Nada de lo que pedimos requería grandes esfuerzos técnicos en su elaboración, solamente la calidad de la materia prima, y el "savoir faire" que da la experiencia en el negocio.
Dimos buena cuenta de la botella de Albariño, de toda la comida e íbamos a por el postre. Si en el Miramar no nos podemos ir sin pedir la crema catalana, de La Tana me gusta la tarta semi-helada de turrón, aunque la tarta de queso tampoco está nada mal. Después el café. Aunque podría haber sido un asiático, esta vez solo un solo - no son dos. Y ¡la cuenta, por favor! -que aunque sepamos que va a doler, tortas con gusto no duelen. Eso sí, solamente una vez. La segunda duele y mucho. 
Con la cuenta y para alargar la sobremesa trajeron el típico porrón con vino moscatel acompañado de unos deliciosos rollitos y pasas. Creo que solamente dejamos algo de vino. El Restaurante La Tana está en el Paseo de La Barra número 3 de Cabo de Palos y para reservar, que es vital en ciertas épocas del año hay que llamar a los teléfonos 968563003 o 968563425. Todo un imprescindible de la turística localidad donde al medio día es buena la opción de tomar un delicioso arroz o tomar una cerveza con una tapa en su terraza. 



No hay comentarios: