martes, 17 de septiembre de 2013

Marmitako con calamares.


Si, lo se, esta no es una entrada nueva, es una versión, aunque creo que mejorada del primer Marmitako que subí aunque hay unas cuantas innovaciones que hacen que merezca la pena redactar de nuevo,y probar a hacerlo.
El Marmitako es uno de esos guisos típicos de pescadores con base de patatas, que han podido con el paso del tiempo y traspasado fronteras. Recibe su nombre del continente en el que se elaboraba, la marmita. Los cambios que he introducido en esta ocasión ha sido sustituir la melva con que lo hice la primera vez por unos filetes de lomo de atún, y añadirle unos calamares como probé en el último que me sirvieron en el restaurante San Lorenzo 5. Creo que ambas innovaciones han servido para mejorar esta ya rica receta.


Los Ingredientes (4 pax).

500 grs. de Atún, limpia y troceada en tacos.
400 grs. de calamar troceado.
1 kg. de patatas.
1 Cebolla.1 Pimiento Rojo.
1 Pimiento Verde.
300 grs. de tomate frito.
1 Vaso de vino blanco.
2 Pimientos choriceros (pulpa)
4 Dientes de ajo.
Sal.
Pimienta molida.
Laurel.
Aceite de oliva.
Agua.

La Faena.


Mientras dejamos los dos pimientos choriceros en remojo para rehidratarlos, el objetivo es rascarle la pulpa, empezamos a pelar patatas, limpiar los calamares o cortar pimientos y cebolla. A continuación, pochamos la cebolla, cortada muy pequeña, con un chorrito de aceite y una pizca de sal. Cuando haya cogido color la cebolla, añadimos los pimientos, y los ajos. A continuación las patatas, que hemos ido cortándolas al estilo "patatas encontradas", es decir cortando un lado y desgarrando el resto con el cuchillo, con el objeto de que suelten más fécula y espesen el guiso. Tras unos minutos, no hace falta que se doren las patatas, aunque va por gustos, añadimos los calamares y dejamos que tomen color. A continuación, añadimos el vino blanco, esta vez he utilizado Málaga, el laurel y salpimentamos todo. Echamos el tomate frito, removemos y cubrimos todo con agua templada. Si nos gusta que predomine el sabor del pescado, en lugar de agua, podemos añadir un fumet de pescado.
Ya hidratados los pimientos, con una cuchara y con cuidado, raspamos para sacar la pulpa y la añadimos a la olla, corregimos de sal y pimienta y dejamos cocer hasta que las patatas estén cocidas. Cuidando que no nos quedemos sin caldo, si es preciso, añadiremos más agua caliente o caldo.
Cuando las patatas y los calamares estén bien cocidas, añadimos los tacos del atún, tapamos la marmita y dejamos a penas 4-5 minutos, dependiendo del grosor de los tacos, ya que es un pescado se cocina enseguida, y si nos pasamos, corremos el riesgo de que nos quede muy seco, quedando duro. Apartamos y emplatamos decorando con un poco de perejil troceado. Una opción es echar unos piñones al mismo tiempo que echamos los calamares.
Para terminar os digo lo mismo que dije en la primera entrada de esta receta. ¡Al ataque, mis valientes! Si yo puedo,cualquiera puede. Merece la pena.



2 comentarios:

Encarna copia cocina dijo...

Me encanta el marmitako, te ha salido de maravilla, un besico!

Oreikiko dijo...

Gracias. Estaba riquísimo. Además, es más fácil hacerlo que decirlo.