viernes, 30 de mayo de 2014

Ajo blanco de coco y aceite de albahaca.






El verano ya está aquí, y como loco, para combatir el insufrible calor, me lanzo a preparar cremas frías, sobre todo Salmorejo. Aunque de vez en cuando hay que variar para no caer en la monotonía. En esta ocasión he hecho un ajo blanco de coco. Una sopa fría típica andaluza que como otras tantas recetas tradicionales de nuestra gastronomía parte de una cocina humilde. La idea de elaborar el ajo blanco con coco, parte de nuestra visita a Casa Antonio de Jaén, donde nos ofrecieron un ajo blanco de coco con piña y albahaca. Una receta que como se suele decir es muy fácil de elaborar y da un resultado espectacular. Yo no he llegado a tanto, lo de la albahaca y la piña lo voy a dejar para otra ocasión. A pesar de esto, es una crema tan agradecida, que combina con innumerables acompañamientos.

Los Ingredientes.

120 grs. almendras peladas.
 2 dientes de ajo.
 miga de pan del día anterior.
300 cc. leche de coco (si no se encuentra vale coco rallado)
50 cc. aceite de oliva,
2 cucharadas de vinagre de vino
Sal
Agua fría.

La Faena.

Humedecemos la miga de pan y junto a las almendras, el ajo y la leche de coco introducimos en el vaso de la batidora y trituramos hasta conseguir una crema fina. A continuación,  añadimos la sal, el aceite y el vinagre, y emulsionamos. Finalizamos añadiendo el agua fría hasta alcanzar el espesor que buscamos y corrigiendo de sal y vinagre si fuera necesario.
A la hora de servir se puede hacer en plato, cuenco o incluso vasos. Viene bien acompañarlo con productos que potencien los sabores como pueden ser el salmón ahumado, anchoas, huevas, jamón, coco, uvas o piña. Le van bien los sabores salados y dulces, pero sobre todo, lo que mejor le viene es el frío y un aceite de albahaca que aromatice.

No hay comentarios: