sábado, 20 de septiembre de 2014

La Candeleta - Raspay (Yecla).



Higaditos encebollados.
Si hay algo que destaca de la gastronomía de la comarca del altiplano de Murcia es por  sus gazpachos y sus arroces, pero como las altas temperaturas que están haciendo en este mes de septiembre, en este año y en todos, no acompañan para disfrutar de un buen gazpacho la alternativa clara es el arroz. En esta ocasión nos hemos desplazado a la pedanía yeclana de Raspay, la más valenciana de las localidades murcianas y viendo los arroces que hacen, no por desmerecer los nuestros que son magníficos, es algo de agradecer. Situada en el valle del Vinalopó, a pocos kilómetros del límite regional y debido a la cercanía de la localidad alicantina de Pinoso, la influencia de esta es notable.
El Pinós es un arroz de sierra, un arroz de conejo y caracoles (conill i caragols) hecho a fuego de sarmientos que le dan un intenso aroma a madera. El secreto de estos arroces está tanto en la calidad del producto como en la disposición del arroz en una finísima capa. La primera vez que lo probamos fue a muy poca distancia, en uno de los más afamados de la comarca, Restaurante Elías, en esta ocasión nos hemos ido a La Candeleta, donde los arroces y los gazpachos manchegos son su principal seña de identidad.   
Chipirones.
Llegamos con la idea de tomar el arroz, y mientras aplacamos el hambre con los aperitivos de la casa, un mortero de tomate rallado, embutidos de la zona y humus acompañado de pan, tostado en las brasas, nos ofrecen la posibilidad de degustar un menú cerrado con bebidas incluidas. El menú consiste en tres entrantes a elegir, arroz, postre y bebidas. Entre los entrantes, a las anchoas del Cantábrico o los chipirones, se les suman algunos platos típicos de la zona, como es el queso frito con dulce de tomate o elaboraciones de los productos que más conocen, los caracoles y el conejo. Nosotros pedimos los chipirones, unos ricos aunque ligeramente salados lomitos de conejo con ajetes y los higaditos de conejo encebollados que casi no nos da tiempo a probar ya que los más pequeños dan buena cuenta de ellos con voracidad.
Lomitos de conejo.
 Un intenso aroma a madera ahumada anuncia la llegada del arroz que depositan directamente sobre la mesa. Es costumbre, aunque no obligación, el comer el arroz directamente de la paella. Como no me gustan las listas, ni mi memoria de pez me permite hacerla de manera objetiva, no diré si es el mejor, el segundo o el enésimo arroz en cuanto a la calidad de los arroces que he probado. Si puedo afirmar, y esto si es objetividad, que apenas quedaron granos de arroz. Nos tomamos un muy buen arroz que acompañamos con un vino de la zona. La hormiga roja de Jumilla.
Los postres de la casa, tiramisú, tarta de queso y pan de Calatrava, son correctos, aunque de dimensiones bastante reducidas. Terminamos con los cafés y pagando una cuenta de 25 euros por persona. Un precio muy correcto y más si comparamos con los estratosféricos precios que cobran por los arroces en otros restaurantes con más renombre de la zona. La opción de la Candeleta de Raspay es muy buena si queremos hacer una mini excursión gastronómica. 



Restaurante La Candeleta.
Av. Diputación 1. Raspay (Yecla)
Tlf. 965608286 - 658975081  - http://www.lacandeleta.com/


No hay comentarios: