domingo, 23 de noviembre de 2014

La Santa Mesa - Murcia.



Cuando por un mismo local han pasado innumerables negocios de hostelería, la primera duda que me surge es que cual será el motivo para que ningún restaurante acabe triunfando allí. ¿Desorbitado alquiler mensual? ¿Mala gestión? ¿Cocina infumable? ¿Desavenencias entre los socios? ¿Quizá sea mal de ojo, velas negras o poltergueist de por medio? Fuera lo que fuese, en el bajo donde está ubicado este nuevo negocio, ya hemos conocido y probado al menos cuatro ofertas gastronómicas diferentes. Desde el primer restaurante de cocina cubana que abrió sus puertas en Murcia, hasta una tapería, El Mito, que en el poco más del año que estuvo abierta, pasó totalmente desapercibido, sin olvidarnos del restaurante italiano Bianco del que pocos nos acordamos ya. Lo mejor fue cuando El Quincho, por motivos de fuerza mayor se trasladó temporalmente a este lugar.
Ante el negro pasado del local, no les queda más que encomendarse al talento y la suerte de quienes están detrás del proyecto y si es preciso, limpiar chacras y buscar alguna ayuda divina, lo que justificaría el nombre de Santa Mesa, aunque en la decoración, que apenas ha variado, un mero lavado de cara financiado por una marca de cerveza, haya referencia a santidad alguna.
Llegamos a la Santa Mesa sin ningún tipo de referencia ni recomendación. Realmente no sabemos que nos vamos a encontrar. Aunque con un simple vistazo por la barra es suficiente para ver que aquí trabajan una cocina tradicional, de producto con algún que otro guiño a tapas más modernas que no vanguardistas. Mientras elegimos bebida nos sirven unos matrimonios con pimientos de piquillo. Me gusta la mesa en la que nos han sentado, con cierta privacidad y me gusta el trato que a priori nos ofrece el camarero que ya viene con tablas y el colmillo sin retorcer. Atento y siempre por agradar.
En la elección somos bastante conservadores, en parte por nuestro conformismo y en parte porque no tenían la mitad de las cosas que intentamos pedir. Empezamos con unas croquetas caseras de jamón. No deja de llamarme la atención que las sirvan sobre las modernas bandejas de pizarra decoradas con kétchup. Seguimos con unos huevos rotos con patatas a lo pobre, lascas de jamón y pimentón, que necesitaban un poco de sal. Y terminamos con unas habitas, no muy tiernas, con jamón, a las que, a pesar de llevar sal Maldon, hubo que añadir más. – La verdad es que no nos calentamos lo más mínimo la sesera a la hora de pedir los entrantes. Jamón, jamón y jamón. Jamón regado con vino de Jumilla. Los Cucos de la Alberquilla, de Viña Elena. Para el principal pedimos carrillera a la “Santa”, que tampoco tenían, y  nos contentaron con unos secretos  de ibérico. Más cerdo.
Cerramos con los postres, cafés y una larga y agradable sobremesa. Al igual que el resto de la carta, demasiado conservador. Una  tarta de queso que no es diferente a las miles que ofrecen otros tantos locales murcianos y la tarta de la abuela en la que coincidíamos con el camarero que esa tarta de la abuela necesitaba mucha más crema pastelera.
En resumen, la Santa Mesa, quizás sea como esta entrada. Una más que no va a ir más allá de lo que el tiempo lo deje en la retina, una entrada del blog que, no pasará sin pena ni gloria a la historia, Un restaurante más en la ya larga lista de restaurantes que han pasado por ese bajo que no aporta nada nuevo a lo que ya hay. Si a esto añadimos que está un poco retirado del “centro” gastronómico de la ciudad, le auguro un corto futuro. Aunque ojalá me equivoque. ¿Por qué deberíamos ir a la Santa Mesa? En argot deportivo, creo que deberían crear un plato franquicia para ofrecer a los clientes y que estos decidan volver, en menos de un año, solamente por el placer de disfrutar de ese o esos platos tan distintos y que tanto nos gustan. Mientras no hagan algo así, no entiendo que nos puede llevar a volver a visitar La Santa Mesa. Todos los platos que tomamos se pueden pedir en miles de sitios e incluso mejores.
A la hora de liquidar la cuenta, salimos a unos veinte euros por cabeza, donde la mayoría eran bebidas. Precio nada caro, aunque feo fue el detalle de intentar cobrarnos los matrimonios que en un principio eran obsequio de la casa.


Restaurante La Santa Mesa.
Pl. Condestable - Murcia
Teléfono 868079689.


5 comentarios:

Antonio Marin dijo...

Mi experiencia en este restaurante fue totalmente diferente. No entiendo ésta crítica. Trato correcto, precio correcto.
Nosotros pedimos la carne de buey, la de angus y un tartar de atún.
Los conozco del otro restaurante que tienen y en murcia no hay otro sitio para comerse la carne como aqui.

Chef Chof dijo...

Antonio, estoy totalmente de acuerdo en lo que dices. Si lees la crónica leerás que digo que no es nada caro y el servicio fue bueno (atento y por agradar). Pero si no tenían la mitad de los platos que pedimos, no ofrece gran novedad con lo que ya hay, o si el propio camarero nos dijo que la tarta de la abuela era floja, creo que debo decirlo.

Antonio Marin dijo...

La crítica la he leído, y para ser un blog gastronómico debería centrarse más en los platos y no tanto en el resto de cosas que no tienen nada que ver. Como la decoración, que si es financiada por una cervecera, que si tiene poco futuro, etc.

Nosotros, las veces que hemos ido tienen de todo, y además, siempre ofrecen algo más que lo que tienen en la carta.

Pero bueno, yo te recomiendo que vuelvas y pruebes sus carnes rojas que son lo que tienen en el otro restaurante y triunfan.

Chef Chof dijo...

Ahí ya no estoy de acuerdo. Expreso mi opinión, simplemente. Y para mi, la decoración es algo importante en un restaurante. Además, esto es un blog y no una revista. Esta entrada es la crónica de mi visita a La Santa Mesa y en ningún momento creo que falte a la verdad.
No dude que le haré caso. Volveré y probaré sus carnes rojas.

Ania dijo...

Hola!

He visto tu blog de cocina y pensé que tiene excelentes recetas y incréibles fotos. Por lo tanto, me gustaria te invitar a nuestra nueva Web culinaria, que acaba de comenzar. En corto, así es cómo la funciona.

Buscador de Recetas es un Web para los blogs y bloggers de cocina y sus fans, lo que les permite recopilar automaticamente todos recetas de tu blog. Buscador-de-recetas es una base de enlaces a las recetas en blogs de cocina. Todos pueden unirse a la sitio web de forma gratuita.

Puedes registrarte aqui:
http://buscador-de-recetas.com/account/register

Saludos :)