viernes, 20 de marzo de 2015

Pasta e Birra - Murcia.




Una vez más el destino, el gusto por la pasta y el presupuesto, nos lleva de nuevo a un restaurante de comida italiana. Bueno, realmente han sido varios los que últimamente hemos visitado, algunos de los que ya hablamos en el blog en otras ocasiones, y otros que nunca habíamos visitado como son Pasta e Birra en Murcia, La Mariposa en Churra y La Rucola en Los Alcázares. En esta ocasión, me voy a limitar a hablar solamente del primero de ellos.
Pulpo con patatas.
La primera vez que pasé por la puerta de Pasta e Birra pensé que se trataba de otra franquicia que presume hacer sus platos con la tradicional receta de la Mamma. Nada en contra de esto, aunque resulta que no es así. La barra muy parecida a la de un típico restaurante de comida Fast Food y la mezcla de fotografías de monumentos, platos y tópicos italianos, son los causantes de mi error. Según nos contaron la idea original es muy simple y repetida en infinidad de ocasiones. Un italiano que abre un restaurante en nuestra ciudad y pretende dar la auténtica comida del país transalpino. Inicialmente excluía el servicio en mesa y se limitaban a servir pasta, nada de piza, en bandejas de plástico y manteles de papel, pero como siempre, el mercado manda.
Tonno a la madrileña.
Mientras decidimos lo que vamos a pedir y para acompañar la birra, y nos decidimos por que antipasti pedir, suelen servir los típicos arancinis sicilianos. Los arancinis son unas croquetas redondas de arroz características de la ciudad de Mesina que han sido popularizadas por el literario y televisivo comisario Montalvo. Personalmente no me gustaron mucho, ni los que llevaban pasta y queso ni los de olivas.
Echando una ojeada a la carta, además de los esperados entrantes que encontramos en todo italiano, bruschettes, las tablas de pates y quesos, carpaccios, las provolas o las insalatas, tienen platos menos convencionales como son los pulpitos con habichuelas o el pulpo con patatas, que es una delicia. Además siempre ofertan algún aperitivo de fuera de la carta que ha elaborado el cocinero. De los entrantes que solemos pedir, hay variedad, aunque el pulpo con patatas es innegociable, muy recomendable. También solemos pedir unas bruschettes, generalmente al pesto, también tienen de pate de olivas, de alcachofas o de tomate, las tradicionales. Además, generalmente,  nos dejamos aconsejar y solemos pedir alguno de los aperitivos que hay de novedad. La última vez probamos un atún a la madrileña, plato poco italiano que me comí con mis propios principios de ir a un italiano a comer comida italiana.
Sacoti de queso y pera con salsa de nueces.
Y es que, si voy a comer a un italiano, dame pasta y déjate de pescados y carnes. Sé que estos restaurantes pueden tener una carne excepcional, o un pescado fresquísimo, pero si voy a un sitio que se llama pasta e birra, lo normal es que pida pasta. Raro que es uno. Y siguiendo con esta filosofía, de principal, lógicamente esto fue lo que pedimos. Bueno, pasta, pizas y risottos que también los tienen buenos. La oferta en pastas es variada, tanto pasta convencional como fresca: rigatoni, spaguetti, tagliatelle, sacoti…, como las salsas, de salmón, de panceta, con piñones y albahaca… Pizzas tienen tanto blancas como rojas, o sea, con tomate o sin tomate. Hay quien piensa que el tomate mata otros sabores. De los rissotos, probamos el funghi e grana con un mix de setas y queso Grana Padano, aunque ofertan entre otros, de salmón o con gambas. Llegando a la pasta fresca, la Margherita de trufas y setas, es una buena opción para salir de lo convencional, pero sin duda, y al igual que el pulpo, son innegociables los sacoti de queso y pera con salsa de nueces. Para mí, el plato franquicia de Pasta e Birra. Los entrantes pueden variar, incluso acepto no pedir pulpo, pero como en el antiguo anuncio de La Casera, si no hay sacotis, nos vamos. Una tercera recomendación, solo para alérgicos a las nueces o a las peras, son los Spaghetti alle vongole con bottarga o pistacchio, con almejas y huevas o pistachos.
Quizás los postres sean más convencionales, que no quiere decir que no estén buenos, tiramisú servido en vaso, pizza de nutella para los más pequeños, nunca falla, volcán de chocolate para los más golosos y sobre todo panna-cottas variadas. Ese día probamos la de caramelo. Terminamos con cafés, unos licores, Limoncello, of course, y preguntando por quien había sido el ganador del sorteo de la moto scooter que rifaban en las fiestas de Navidad. Por desgracia no fuimos nosotros.
Buen ambiente, magnifica situación céntrica, personal atento, precios nada elevados y unos ricos platos son los perfectos ingredientes para que funcione, dejando aparte otros variantes. Nosotros últimamente la hemos convertido en nuestro italiano de cabecera. No puedo decir que volveremos, digo que ya hemos repetido.





Pasta e Birra.
Pl. Circular 6. Murcia
Teléfono 868075152.



No hay comentarios: