martes, 23 de junio de 2015

Taburete Gastrobar - Murcia.


¡Vámonos de tapas! Murcia tiene un buen tapeo, y depende de  lo que vayamos buscando tenemos que saber hacia donde debemos dirigir nuestros pasos. Si queremos un tapeo de lo más clásico, de marisco, salazones y pulpo, son las barras de los restaurantes de mantel blanco los que mejor producto suelen servir. Si buscamos lo más típico, caña y marinera, algún caballito o unos buenos tigres, que mejores sitios que las terrazas de las plazas Santa Catalina y de las Flores, con permiso de Alfonso X, por supuesto. ¿Y si queremos algo diferente y económico? Indudablemente que, aunque solamente sea por cantidad, la mejor zona para tapear suele ser toda la zona universitaria.  Aquí podemos encontrar todo tipo tapeo. Los hay que se remontan en la noche de los tiempos. Que levante la mano quien no ha intentado batir su propio record de reclutas de una sentada llegando a perder toda la sensibilidad de las papilas gustativas. Están los nuevos de cocina creativa, los low-cost para universitarios y  low-cost para foodies, los japos, las cervecerías y las hamburgueserías. Una amplia oferta que le da a la zona un ambiente todo lo cosmopolita que puede ser una ciudad como Murcia.
Hoy hablamos del Gastrobar Taburete, un perfecto desconocido para nosotros hasta que el deambular de una agradable noche de verano nos llevó hasta la calle Simón García. Muy pequeño y caluroso en el interior, si tienen aire no lo tenían puesto, y con mesas de taburetes, como no podía ser de otra manera. Optamos por acomodarnos en la terraza en una mesa en la que una familia se levantaba cansada de esperar a que trajeran la cuenta. ¿Ha sido buena decisión quedarnos?  Vale que no fue instantáneo, pero enseguida nos trajeron la carta y prepararon la mesa. Una carta bastante extensa que requiere varias visitas para poder probar todo lo que nos gustaría, y variada. Lo mismo nos podemos pedir unas croquetas de boletus con crema de castaña, un crujiente de berenjenas o un tataki “mar y tierra”.
Comenzamos pidiendo los nachos con guacamole, una ración bastante pequeña, pero a 2,5 euros, nos podemos permitir repetir e incluso tripitir. Yo personalmente hubiera probado el gazpacho de remolacha con cremoso pero reconozco que no me dan todos los caprichos que quiero. Otra buena opción hubiera sido la esfera de queso de cabra con almendra al PX.  En la ensalada no había margen para la negociación, íbamos a probar la ensalada wakame con lechuga baby, tomates cherry, anacardos, mango, alga wakame y huevas de tobiko. Todo un acierto, aunque no iba a ser el único, ya que los huevos trufados, servidos en cazuelitas de hierro, no tienen nada que envidiarle a los del famoso restaurante de la calle paralela. No dejamos la mínima prueba de que en esa olla hubieran servido unos huevos pochados. Pero no probamos los canelones de vieira, las gyozas, el sushi o el tartar. Demasiado estamos dejando en el tintero, como esto siga así, la segunda visita no se hará esperar mucho.  Los platos fuertes que tomamos son el Gallo Pedro frito, que lo sirven rebozado sobre una cama verduras “al dente”. Curioso, pero rico. Terminamos con un secreto de Angus acompañado de unas mini patatitas casi más buenas que la propia carne. Otras opciones son la carrillera de cerdo “homenaje a Murcia”, el bacalao confitado, el palo catalán de solomillo o el plato imprescindible en todos los locales de este estilo, su  hamburguesa “Gourmet”.
Cerramos con un postre, desechando la tarta del “abuelo”, y el mousse de queso con mermelada. Nos decantamos por la tarta fría de Ferrero, lo suficiente dulce para poner la guinda a la velada amenizada por la música que salía del concierto que a esas horas estaba a punto de terminar en la plaza de toros. Con los cafés, alguna copa de vino y alguna cerveza, la cuenta ascendió a menos de 20 euros por cabeza. En una cena informal sin mantel y con servilletas de celulosa, en la que el servicio fue atento. Buenas razones para volver a probar todos esos platos que no pudimos en esta primera visita, comprobar el nivel de su sushi, o para repetir otros de los ya degustados.


Taburete Gastrobar.
C/ Simón García 49. - Murcia
Teléfono 968966720.


No hay comentarios: