lunes, 21 de noviembre de 2016

Limone Ristorante Italiano - Murcia



Un nuevo restaurante italiano, que no pizzería, una nueva tienda de Italian food, y sobre todo el último proyecto de Tiquismiquis acaba de  abrir sus puertas en la Plaza Hernández Amores (la Cruz), en el antiguo local Canalla. La verdad es, que poco más podemos decir ya que no vimos la carta, solamente degustamos un menú italiano pre-inauguración que dejó bien claro que la comida italiana no son exclusivamente los risottos, pastas o pizzas.

Mejillones a la napolitana.
Comenzamos el menú con unos típicos embutidos italianos “Salumi”, de gran tradición y orgullo en su cocina. No obstante, los vienen elaborando desde la antigüedad siendo mundialmente famosas su mortadela, prosciutto o salami. Sobre una tabla de madera, los sirvieron  con tomate, claro. Nos los maridaron con un cava valenciano de la D.O. Utiel Requena. El variado de quesos anunciado lo pospusieron como pre-postre.

Paccheri a la Putanesca
Los tres entrantes al centro nos encantaron. Si tuviera que elegir uno, no sabría con cual quedarme. El Vitello tonnato, un plato típico de la región del Piamonte. Tan rico como simple, combina unas láminas de redondo de ternera (vitello), con una mayonesa de atún (tonnato). Las alcaparras no pueden faltar. Ni que decir tiene que pedimos más pan para poder repelar la mayonesa. Toda una vuelta a los bocadillos de la cantina del colegio. La Caponata siciliana, el segundo de los entrantes, nada tiene que ver con la gallina de Barrio Sésamo ni con el caracol Perejil. Tenía que decirlo o explotaba. Un guiso de verduras con un marcado sabor mediterráneo. Berenjenas, apio, calabacín, pimiento, albahaca, como no, y, sobre todo, las olivas para dar el toque. El tercero de los entrantes fueron unas cazuelas de mejillones a la napolitana ligeramente picantitos. El maridaje de los entrantes fue un vino blanco, seco de la variedad Riesling, P´alegrarte de Utiel también.

Vitello Tonnato.
La pasta, al dente, como no podía ser de otra manera, fueron unos Paccheri a la putanesca y lo más flojo de todo, aunque no sé si por que les quedaron un poco sosas o porque ya estábamos bastante saciados fueron las milanesas de cerdo iberico. Los sirvieron con unas patatas con un agradable sabor a ajo y un vino tinto, también valenciano de la variedad Bobal. Quienes no quisieron tomar los escalopes, les trajeron unos canelones con una salsa de trufas.

Canelón con salsa de trufa.
La tabla de quesos italianos y para finalizar, pueden ponerse en pie y que comience la ovación que sirvieron unos cannoli sicilianos. Uno con chocolate y el otro con naranja escarchada. Riquiiiiiiisimos y me quedo corto con las ies. Creo que me tome unos cinco. Confieso que la atracción de los cannoli hizo que casi ni me enterara del vino que acompañaba al postre. Un jerez dulce. Había anunciada una Panna Cotta, pero nadie la echó en falta. Un expreso y un vasito de limoncello como no podía ser de otro modo para terminar. Solamente nos faltó salir de allí cantando L´Italiano de Toto Culugno, y todo por 25 euros.

Caponata.
Comida italiana a la que no estamos muy acostumbrados, un buen servicio y un ambiente de Ristorante de la Toscana es la oferta de Limone, el restaurante, gastro-mercado italiano en el que además podemos adquirir productos autóctonos. Una interesante opción a tener en cuenta.


Ristorante Italiano Limone
Pl. Hernández Amores, 4 Murcia

Telf: 868684446.


No hay comentarios: